Por su fidelidad

Estad quietos y conoced que yo soy Dios.
— Salmo 46:10

Oh tu fidelidad, oh tu fidelidad
Cada momento la veo en mí
Nada me falta pues todo provees
Grande, Señor, es tu fidelidad


Ayer pensaba un poco en todas las cosas que pueden pasar en un solo año. Cosas buenas, también raras, unas inesperadas, otras anheladas y también están aquellas que nos dejaron en la espera. Es imposible no recordar cada momento que nos movió el piso, pues son esos los momentos que nos marcan, nos rompen y mueven la estructura de nuestra vida, muchas veces con el fin de probar cuan profundas y cimentadas están nuestras convicciones.

Muchos tuvimos que enfrentarnos a circunstancias que jamás pensamos vivir. Y en el momento muchos pudimos decir ¿y ahora qué? Aún así tuvimos que reconocer algo que no cambiará nunca: Dios tiene el control de todas las cosas.

Yo soy el único Dios y mantengo bajo control todo lo que pasa en este mundo. He existido desde el principio, y existiré hasta el final.
— Isaías 41:4 TLA

Para algunos esto es absurdo y ven a Dios como un ser controlador, pero para otros es lo que nos hace descansar en la esperanza de que todo lo que ha pasado es parte de un plan maravilloso. Si algo he aprendido de esto es que ganamos más en cada proceso, que lo que perdemos. Finalmente de eso se trata, soltar todo lo que no nos permite crecer y en el transcurso recibir los regalos de Dios que tiene preparados para aquellos que confían en él. No tendría sentido ser probados y seguir igual. Siempre hay algo que ganamos en el camino, esta es la grandeza de su fidelidad.

Luego de cada experienciade aprendizaje…


Somos más resistentes
Ustedes no han pasado por ninguna tentación que otros no hayan tenido. Y pueden confiar en Dios, pues él no va a permitir que sufran más tentaciones de las que pueden soportar. Además, cuando vengan las tentaciones, Dios mismo les mostrará cómo vencerlas, y así podrán resistir. 1 Corintios 10:13 TLA

Crece nuestra fe
Por eso, aun cuando por algún tiempo tengan que pasar por muchos problemas y dificultades, ¡alégrense! La confianza que ustedes tienen en Dios es como el oro: así como la calidad del oro se pone a prueba con el fuego, la confianza que ustedes tienen en Dios se pone a prueba con los problemas. Si ustedes pasan la prueba, su confianza será más valiosa que el oro, pues el oro se puede destruir. Así, cuando Jesucristo aparezca, hablará bien de la confianza que ustedes tienen en Dios, porque una confianza que ha pasado por tantas pruebas merece ser alabada. 1 Pedro 1:6-7 TLA

Nos parecemos más a Jesús
Dios empezó el buen trabajo en ustedes, y estoy seguro de que lo irá perfeccionando hasta el día en que Jesucristo vuelva. Filipenses 1:6 TLA / Filipenses 2

Los problemas, los procesos, las experiencias de dolor son parte de la vida y tenemos que aprender a enfrentarlos, sin sumergirnos en ellos. Los problemas son solo momentos de vida y aún en esos momentos la fidelidad de Dios nos sostiene. ¡Enhorabuena! sobreviviste un año más y si no lo sabías hoy eres más fuerte, tu fe de seguro creció y cada día tienes la oportunidad de ser como Jesús. Disfruta del regalo de la vida y de lo que hoy has podido ganar. Esta es la grandeza de su fidelidad

 

 

De todo corazón, 
Miredys