Suicidio en la adolescencia

 
 
sydney-sims-519706-unsplash.jpg

En la adolescencia se experimentan cambios físicos, psicológicos, emocionales y sociales. Esta etapa inicia con la pubertad y concluye cuando estos cambios alcanzan mayor estabilidad. De hecho, el concepto de adolescencia como etapa del desarrollo es bastante reciente, ya que los jóvenes estadounidenses eran considerados niños en tanto que no salían de la escuela, se casaban o empezaban a trabajar y comenzaban una vida de adultos (Papalia & Fieldman, 2012). Esta visión ha cambiado considerablemente.

Según la literatura, se establece que en la adolescencia es que surge la búsqueda de la identidad personal, sexual y ocupacional. Este proceso de búsqueda para muchos adolescentes puede ser devastador, sobre todo cuando el ambiente ejerce una influencia negativa.

Según la American Academy of Child & Adolescent Psychiatry, los adolescentes experimentan fuertes sentimientos de estrés, confusión, dudas de sí mismos, presión para lograr éxito, incertidumbre financiera y otros miedos mientras van creciendo. Para algunos adolescentes el divorcio, la formación de una nueva familia con padrastros y hermanastros o las mudanzas a otras nuevas comunidades pueden perturbarlos e intensificarles las dudas acerca de sí mismos. Para algunos adolescentes, el suicidio aparenta ser una solución a sus problemas y al estrés, siendo esta la tercera causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 24 años de edad, de acuerdo con Centers of Disease Control and Prevention (CDC). 

Algunos factores que pueden influenciar a que los adolescentes tomen tal decisión son:

• Abandono de alguno de sus padres

• Rechazo de alguien especial 

• Trastorno psicológico, depresión, consumo de drogas y alcohol 

• Abuso emocional, físico o sexual

• Sentimiento de desesperanza

• Intento previo de suicidio 

• Antecedentes de depresión o suicidio en la familia

• Acoso escolar 

En la actualidad, muchos jóvenes son influenciados a través de diferentes medios como la música, redes sociales y presión de pares. Así también, el surgimiento de nuevas modalidades como son los juegos o retos infiltrados por redes sociales, como “La ballena azul” o “Momo Challenge”. Este primero requería que los jóvenes pasaran varias pruebas, como cortarse la piel, escuchar música fuerte, ver películas de terror  y por último ahorcarse o  lanzarse de un edificio. Se han contabilizado 130 adolescentes muertos a raíz de este juego. 

Es por esto que hay que estar alerta a las señales. No se puede tomar en juego que un joven exprese: “me quiero morir”, “no sirvo”, “mejor si ya no estoy en este mundo”. Cuando esto ocurre es necesario la intervención de un profesional de ayuda.

¿Qué puedo hacer para ayudar a un adolescente que tiene ideas suicidas?

• Estar al pendiente de su comportamiento. 

• Escucharlo si está triste sin juzgar.

• Buscar alternativas de entretenimiento para que pueda distraer su mente, en deporte, ir al cine,
o ir a la  playa a tomar aire fresco.

• Invitarlo a hacer ejercicios de respiración si está muy agitado.

• Buscar ayuda profesional de inmediato. 

La vida es un regalo muy preciado y no debemos permitir que más jóvenes terminen con ella.

Por Isis M. Román

Referencias:
AACAP. (2014) El Suicidio en los Adolescentes.
Fieldman & Papalia (2012) Desarrollo Humano. Acerca del Desarrollo Humano.
Lyness, D. (2015). Acerca del suicidio en adolescentes. Kidshealth.org


Nota: Toda la información incluida en Allunisono es únicamente para uso educativo. Para obtener consejos médicos, diagnósticos y tratamientos específicos, consulte con su médico.

En caso de emergencia, por favor, llame al 911.

Imágenes proporcionadas por Unsplash.